Etiqueta: periódico

Jornada de Periodismo y Comunicación Social

 

La 1era. Jornada de Periodismo y Comunicación Social de Universidad Kino inició el 23 de noviembre ante la asistencia de alumnos de varias carreras y medios de comunicación en el auditorio de la Preparatoria Kino.

En la inauguración asistió el Secretario de Educación, Lic. Ernesto de Lucas Hopkins, el rector de Universidad Kino, José Rentería Torres, el Director del Instituto Hermosillense de la Juventud, Francisco Rogel, la Directora Académica, Mtra. Elizabeth McPherson y el coordinador de la carrera Luis Alberto Medina.

El rector de Universidad Kino mencionó que “existe la comunicación cuando se quiere expresar algo. De nada sirve decir si no hay alguien más. En cualquier tipo de comunicación debe existir certeza. El reto es comunicar con la verdad”. Comentó además que “la presencia del Secretario de Educación es importante porque la comunicación educa. Si no educa, no es comunicación”.

Por su parte, el Secretario de Educación de Sonora, Lic. Ernesto de Lucas Hopkins, mencionó: “hay una delgada entre libertad de expresión y libertinaje. El comunicador debe saber cómo y cuándo comunicar sin tocar esa línea”.

 

Periodismo y Comunicación Social Unikino

 

La mesa que dio inicio a la Jornada de Periodismo y Comunicación Social estuvo integrada por Lourdes Lugo, Directora Editorial del Imparcial, Sebastián Moreno, Director de Sol de Hermosillo, Jesús Ruiz Gamez, Director Editorial del Expreso, Jesús Moreno, Director Editorial de Media Zoom y Judith Marcela, Directora Editorial del Entorno.

En su intervención, Lourdes Lugo comentó que “en este momento, la prensa escrita enfrenta muchos retos, como lo ha sido para los medios digitales de información con la revolución del Internet y las redes sociales, ya que a todos nos ha obligado a plantearnos, a reinventarnos”. Por su parte, Sebastián Moreno, Director de Sol de Hermosillo se preguntó: “¿qué tenemos que hacer para que el lector encuentre algo que vale la pena leer, algo que no se haya enterado? Además de las redes sociales tenemos otra competencia en la radio y a televisión”.

En la misma mesa, Jesús Ruiz Gamez, Director Editorial del Expreso reflexionó: “hay una palabra que dicen: crisis. La verdad, los periódicos no están en una crisis, si se fijan, hay más periódicos impresos en Hermosillo y en México, los periódicos como los conocemos, los viejos, no han muerto y hay más nuevos. Entonces, hablar de una crisis todavía hay que buscar ¿Dónde encontrarla?. Lo que pasa es que los periodistas, nosotros, también muchas veces creamos mitos y uno que hemos construido no solo en México, si no en el mundo, es que la prensa escrita va morir, desaparecer.”

El Director Editorial de Media Zoom, Jesús Moreno, habló de las ventajas de que Media Zoom sea gratuito: “no es gratuito nada más por que sí, si no porque es parte de un modelo de negocios donde, además del tipo de contenido que manejamos, insisto, es nota de mucha proximidad y comunitaria, de lo que hace la gente por su comunidad. Otro de los beneficios es que es de tamaño tabloide, fácil y sencillo de leer como comprender. La idea es que la nota en el portal, es como si estuviera en papel periódico.”

“A ustedes como jóvenes que van a egresar en breve o en algunos años, es importante que se vayan preparando y que le echen ganas ¡Que les guste esta actividad! Porque esto nos demanda mucho tiempo de la vida diaria. Dejamos a la familia por estar reporteando, que si el novio o novia cumplió años o algo de la mamá, pues lo siento mucho, hay que quitárnoslo. Dejamos mucho de la vida personal por esta actividad”, argumentó Judith Marcela, Directora Editorial del Entorno.

Periodismo Y comunicación Social UK

 

 

Yo soy Charlie
Kennia Gálvez*

Hablar sobre Charlie Hebdo es un tema bastante polémico que se debe ver desde distintos ángulos, escuchar tanto a la víctima como al victimario para poder tener una postura acerca del hecho, no antes, ya que se haría lo que ocurre normalmente en los medios de comunicación: presentar una sola versión del acontecimiento.

Tomar una postura entre Yo soy Charlie y No soy Charlie, se torna un debate filosófico entre tus creencias (háblese tanto de religión, cultura, política, orientación sexual, etc.) y la libertad de expresión. Si eliges uno estarías haciendo menos al otro, por ejemplo, si dices que eres Charlie estarías aceptando que se puede ofender a los demás a tal punto de ridiculizar sus creencias; más si eliges el otro aceptarías que los ataques presentados tienen una justificación válida y no es así. Ya que nadie tiene el derecho de arrebatarle la vida a una persona, ese solo es un trabajo divino (a mi parecer) que solo un ser tan perfecto y justo como Dios lo puede hacer.

Normalmente trato de tener una postura objetiva en donde mi religión no influya mucho en mis comentarios y pensamientos, para no caer en lo que muchos llaman “fanatismo”, pero en este caso siento necesario que debo hacerlo. Ya que entiendo su ira, su ofensa e impotencia al ver que una persona ajena a su religión se burle tan grotescamente de ella, cuando ni siquiera la conocen verdaderamente, solo por encima, guiándose por los estereotipos que la sociedad ha creado sobre ella. Pienso que antes de burlarse deberían conocer bien de qué trata, no es lo mismo su pensamiento “ateísta” (de la religión que sea) a lo que un creyente practicante de un dogma piense.

Charlie era muy burdo con sus caricaturas, algunos dirán que solo presentaban la realidad de una forma divertida y que a muchos no les agradaba que se las mostraran, pero no creo que sea así; ya que obviamente ellos no eran objetivos, si lo fueran sus caricaturas serían de otro tipo. Acá es donde inicia el debate. La libertad de expresión y la tolerancia son dos valores fundamentales que van de la mano, no puedes decir que un valor es más importante que el otro, todos son igualmente necesarios para vivir en sociedad.

Por ejemplo, si se hiciera una caricatura donde se hablara del homosexualismo como una aberración (cosa que algunas personas y religiones lo creen) al estilo Charlie Hebdo, abanderados con la excusa de la libertad de expresión, la mayoría de las personas se sentirían ofendidas y descalificarían al semanario, volviéndose un tema bastante polémico, hasta varias organizaciones a favor de los derechos humanos tendrían que intervenir (quizá) y me gustaría imaginar que en ese escenario Charlie si pediría una disculpa. Pero ¿por qué con ese tipo de tema la mayoría de la gente se uniría a favor de apoyar la causa de la comunidad afectada? ¿Acaso la libertad sexual y la libertad de expresión son más importantes que la libertad de culto? Al final de cuentas, es libertad en ambos lados y debe haber tolerancia y respeto para los creyentes de cada una de estas.

El tema de la libertad es algo complicado y confuso, en el cual nunca nos pondremos de acuerdo. Así que en cuanto al hecho mismo me declaro demócrata en el sentido de que defiendo a Charlie, pero no soy Charlie; tal como hizo alusión el escritor Juan Villoro.
_________________
*Alumna de segundo semestre de la licenciatura en Periodismo y Comunicación Social en la Universidad Kino.

La imagen pertenece a la portada de la siguiente edición del semanario después del atentado. Bajo la frase “Todo está perdonado”, Mahoma sostiene un papel que dice “Yo soy Charlie”.