Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora. Entrevista a Elizabeth Cejudo.

Elizabeth Cejudo, Maestra en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora, presentó su libro Mujer, periodismo y opinión pública en Sonora(Colson, 2013) en la Universidad Kino el 23 de octubre de 2013. La autora habló sobre la mujer a través de la historia dando un esbozo general sobre su participación en la cultura, llegando a la década de 1930 que es la que aborda en su trabajo, en medio del contexto del Cardenismo y de una reconfiguración del país.

Lupita Zárate, alumna de la carrera de periodismo y comunicación social de la Universidad Kino, tuvo la oportunidad de entrevistarla para nuestro primer número.

-

Lupita Zárate: ¿Qué tipo de temáticas se aborda en la década de 1930?

Elizabeth Cejudo: El libro busca rescatar, caracterizar y analizar el discurso producido por mujeres en dos periódicos de Hermosillo, El Pueblo y El Tiempo. Fue posible identificar una gran cantidad de colaboraciones que hacían referencia a la problemática política y social en que vivían las autoras, igualmente se observa cómo utilizan a la prensa como un canal para ingresar a la esfera pública y mostrar su visión del mundo, además de invitar a otra mujeres a compartirla.

-

El 17 de Octubre se cumplieron 60 años de que la mujer fue tomada en cuenta para votar en México, ¿cómo influyeron los medios para hacer esto posible?

En primer término, es importante recalcar que la prensa es un canal importante para que las mujeres ejerzan algunos derechos como ciudadanas, a pesar de que no tenían acceso al voto. Al ingresar a la prensa, también ayudan a construir opinión pública, pues al tiempo que publicaban se hacían públicas. Debemos ver la prensa como una arena importantísima de participación.

En segundo término se encuentra la propia discusión que se abre en las páginas de los periódicos sobre el voto femenino, que ayuda a construir opiniones al respecto y que además informa sobre avances que otros países tenían sobre el tema del sufragio.

A mi parecer, de estas dos maneras, dando espacios a voces femeninas y al debate sobre el tema (protagonizado casi en su totalidad por hombres, debo decir) que la prensa influye en la temática del sufragio femenino en México.

-

¿Cómo era la presión de los medios hacia el Gobierno, en ese entonces a cargo del ex presidente Lázaro Cárdenas?

Lázaro Cárdenas estaba muy interesado en los medios de comunicación. Hay tres elementos que a mi parecer lo definen claramente. En primero término, Cárdenas rescata el periódico de su partido y lo hace crecer, según algunos autores. Este diario fue utilizado para promover la política cardenista y al propio Cárdenas, presentándolo en muchas ocasiones de forma heroica. Por otro lado, encontramos que el gobierno tenía dominio total sobre la distribución de papel, por tanto quien quisiera publicar tenía que comprarle a su compañía. Por último, se sabe que el primer departamento de comunicación social de la presidencia fue creado en el periodo cardenista.

Según lo encontrado en los diarios que revisé para el libro, puedo decirte que si bien en ocasiones había enfrentamientos de los directores o algunos colaboradores con determinada instancia de gobierno, no encontré una confrontación directa con el presidente, salvo una columna de la poetisa Rosario Sansores, quien criticaba el reparto agrario. Por lo que he visto, la relación entre Cárdenas y la prensa era, por decirlo de alguna forma, amistosa.

-

¿Cuál fue la razón principal para escribir un libro que hable sobre la mujer y el periodismo?

La razón fue que yo fui reportera, estudié comunicación, trabajé en medios y empecé a hacer entrevistas a periodistas para conocer cómo se percibían y como percibían el oficio. Así empecé a recolectar historias de vida y me interesó mucho investigar más a fondo el cómo se habían formado y cómo era el periodismo de antes. Me llamó particularmente la atención que éramos muchas mujeres reporteras y muy pocas columnistas y directoras de medios, es por ello que decidí trabajar con las mujeres y su incursión en la prensa.

-

¿Fue difícil abordar el tema?

Sí, sí fue difícil. Casi no hay bibliografía que aborde el tema y lo que hay no menciona a las mujeres. Fue un trabajo complicado porque tampoco existía un marco teórico y yo lo tuve que construir. También he querido hablar con las primeras periodistas mujeres aquí en Sonora, pero no he tenido la oportunidad de conocerlas ni de encontrar documentos sobre ellas.

-

¿Alguna experiencia o acontecimiento que haya marcado su vida al estar escribiendo este libro?

Yo había pensado en trabajar desde 1917 en adelante. No tenía bien definido el periodo y eso me estaba haciendo batallar un poco. Resulta que me fui al archivo a buscar un periódico y esperando me encontré con otro por ahí desbalagado y empecé a revisarlo. Era de 1936, año en el que el debate del voto femenino estaba en su apogeo, decidí explorar ese periodo en la bibliografía y ahí me quedé. En esta área hay algo que se llama serendipity o serendipia y es como la suerte. En esta ocasión fue la suerte que me ayudó a definir el periodo de mi trabajo.

 


Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *