La educación misma es la construcción de los valores de la persona: Dr. Orlando Terré

Por Karolina Zepeda

El Dr. Orlando Terré Camacho, Presidente de la Asociación Mundial de Educación Especial, visitó la ciudad de Hermosillo, Sonora, para impartir la Conferencia Magistral “Neuroestimulación y Pautas para el Potencial del Desarrollo”, dando la oportunidad de entrevistarlo para la Revista Universidad Kino.

orlando terré (2)

 

¿Qué cualidades requiere un educador?

La labor de un educador, un docente, justamente es sintetizar el compromiso y la vocación. Creo que en gran medida parte de la construcción de una persona que lidera un proceso, pero más que ser un docente y educativo, también lidera la construcción humana. El docente puede privilegiar las áreas del saber así como también debe privilegiar las áreas de las emociones, diría un poeta cubano: “el maestro es un evangelio vivo”.

 

Los padres también juegan el rol de educar a sus hijos, ¿cuál es la recomendación que da a los padres de familia?

La familia es un núcleo primario en la sociedad, por lo tanto, los padres de familia deben tener el sentido de responsabilidad, pero esta es compartida y tiene que ser articulada en relación a la escuela, es decir, si nos ubicamos en el papel del maestro, una de las tareas fundamentales que tienen es articular los procesos que se dan tanto en el hogar como en la escuela, y aquí se tiene que hacer una mediación interesante entre lo que es la familia y lo que es la escuela, entonces, el papel protagónico de los padres es acompañar a sus hijos en un proceso vincular y de apego, un proceso que garantiza el desarrollo que puedan alcanzar y garantiza a los niños que conforman la parte de la familia.

 

¿Cuál es la importancia de los valores humanistas en la educación?

Para mí la educación son valores. La educación misma es la construcción de los valores de la persona. La definen desde principios humanistas, pero también la definen desde la construcción de lo que es y lo que puede llegar a ser, entonces cuando nosotros centramos la atención en la educación, una de las partituras principales es la construcción de los valores como entidad fundamental en ese proceso educativo.

 

¿Cómo fue que decidió dedicarse a la educación?

A la educación llegué al azar, es decir, creo que fue una elección y desde ahí se construye el amor de lo que hago, de lo que soy, de lo que doy. Ser maestro me ha ubicado un rol protagónico, por ejemplo, en primer lugar con los educadores y en segundo lugar con la sociedad que al final es la que cuenta y ahí es que mi misión de amor va vinculada mucho a la labor de lo que soy por vocación de ser maestro. Hay experiencias personales, mis padres me educaron para ser el médico o el abogado de la familia, pero al final mi decisión fue otra y hoy he podido dar respuesta a mi familia porque están orgullosos con lo que soy. He ocupado cargos muy importantes incluso a nivel internacional y también el resultado de todo esto que estoy haciendo no solamente en mi país Cuba, si no por el mundo que me ha acogido en más de 50 países donde he impartido conferencias, talleres, tengo más de 35 libros publicados y algunos artículos importantes con la respuesta de la sabiduría a mi familia que se negó en un primer plano el que yo fuera maestro y hoy disfruta de esa misión, de mi éxito y mi felicidad.

 

¿Qué opina de CONIEDUK 2015?

Para mí ha sido un referente, se ha convertido en un lugar de debate, de discusiones pero no de las estériles, discusiones de educación con el camino al bienestar y mi estadía aquí ha sido feliz, porque todo lo que hago es marcado en la alegría y también comprometido con el Alma Máter de la Universidad Kino, que por primera vez la visito y me ha marcado junto con sus alumnos.

 

¿Qué le pareció Hermosillo, Sonora?

Un lugar para siempre volver por su gente, su arquitectura, su comida y principalmente por su hospitalidad.


Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *