Categoria: ExaKino

Por Josué Barrera

El maestro Juan Casillas es un docente muy estimado por las nuevas generaciones de estudiantes de educación. Aparte de las clases y los proyectos académicos en donde está involucrado, forma parte de la Orquesta Juvenil de Hermosillo. Es así que divide su tiempo entre la docencia y la música.

 

Juan Casillas Universidad Kino

¿Por qué decidiste estudiar educación?

Muchas veces he pensado que existen maneras de poder cambiar el mundo y uno de los objetivos de la vida es ayudar a otras personas en cualquier aspecto, y uno de mis sueños siempre ha sido “dejar huella”. Pensé en algunas otras profesiones como psicología, entonces dije: ¿por qué no ser maestro? Creo que es la mejor manera de motivar a las personas para realizar sus sueños y ayudarlos a ser personas de bien, ya que lo que puede dar un maestro es algo que lo utilizará para toda su vida: el aprendizaje. Siento que como maestro es un deber ser orientador, ya que eres un ejemplo para los demás y ayudas adquirir conocimientos, no solo científicos sino también de la vida diaria. Creo que ser educador es una profesión que más que llenar cabezas de información es también llenar el alma.

No me arrepiento de haber tomado esta profesión, ya que es motivante poder ayudar a tus alumnos a obtener algo tan preciado como el aprendizaje, y más que todo nseñarles a ser humano. Por eso elegí estudiar educación, ya que se que no puedo cambiar el mundo pero sí puedo influir para que esto se realice.

 

¿De qué manera ha influido en tu labor docente la formación humanista de la Universidad Kino?

Pienso que en mi manera de ser, mi manera de ver el mundo, por así decirlo. Como egresado de Universidad Kino y ahora docente de la misma institución, he aprendido mucho sobre el correcto trato o lugar que se le debe de dar a las personas y más que eso el sentido humano que tiene la vida: ayudar a otros, ya que gran parte de mi vida me ha formado esta universidad. Los valores son algo fundamental para la labor docente y sobre todo para tener éxito en la vida. Siento que la universidad me ha ayudado a adquirirlos y no solo por el conocimiento que me ha proporcionado sino por el ejemplo que me dieron mis maestros, coordinador, compañeros y personal que crean el ambiente en la institución.

 Orquesta Juvenil de Hermosillo Juan Casillas

 

¿Desde cuándo te interesó estudiar música?, ¿por qué el violín?

Tuve oportunidad de estudiar música hasta la adolescencia, ya que es algo que busqué por iniciativa propia. Siempre me gustó la música clásica debido a que yo quería algo diferente a la música que tradicionalmente se escucha en Sonora o el norte del país, y encontré la música clásica y en ella grandes compositores como Bach, Vivaldi, Sibelius, entre otros; además creo que es una manera muy bonita de expresarse la cual te permite persuadir en los demás. Por eso elegí tocar el violín, además por el amor a la música clásica buscaba algo que demostrara mucho sentimiento y fuera sensible. Tengo un gusto especial por el hermoso sonido que transmite este instrumento, creo que es muy relajante y elegante a la vez.

 

Cuéntanos un poco sobre cómo divides tu tiempo entre ser docente y pertenecer a la Orquesta Juvenil de Hermosillo

Para ser sincero es algo difícil y cansado, pero como siempre digo: uno tiene que luchar por lo que ama si no la vida no tuviera sentido. Desde que fui estudiante siempre fueron unas “carreras” ya que andaba de un lugar para otro con mi Violín, y ahora en el trabajo es más cansado porque el hecho de llegar a la casa uno piensa: “llegaré a descansar”, pero yo pienso: “tengo que llegar a ensayar y preparar clase”. Aparte de mis actividades cotidianas como el ejercicio y salir con mis amigos, tengo que dividir y organizar mi tiempo: calcular horarios en mi trabajo como docente, el ejercicio, mis ensayos y preparar mis clases del día siguiente. Existen ocasiones que salgo desde la mañana a mi casa y vuelvo hasta en la tarde solo una hora para almorzar e irme al ensayo de la orquesta, y después hacer ejercicio sin tomar en cuenta que cuando llegue tengo que ensayar mis partituras para el ensayo de la orquesta y los ensayos individuales los cuales trato de hacerlo a diario para mis clases de violín y solfeo para mejorar como músico. Sé que es algo difícil llevar ambas disciplinas pero son cosas que amo y le dan sentido a mi vida.

 

¿Qué papel juega la música en tu vida?

 Muy importante. Es algo que amo y me da una sensación de emoción y alegría. Yo creo que jamás la dejaría porque es una gran manera de expresión y toda la música tiene su historia, también amo la docencia por algo la estudié. Un día no sabía qué elegir y dije: ¿por qué no hago las dos? Es por eso que decidí seguir con la música y continuar con mi sueño de ser maestro. Actualmente realizó ambas actividades. Tal vez duerma un poco menos o salga un poco menos pero son cosas que me hacen tan feliz y nos las cambiaría.

______________

Imagen: Miguel Ángel Torres.

 
 

Por Josué Barrera

Raúl Murcia es lienciado en Periodismo por la Universidad Kino y maestro en Ciencias Sociales por El Colegio de Sonora. Tiene más de 25 años ejerciendo el periodismo. Actualmente dirije las revistas Top Educación, Top Industrial y Maquilason y preside el Colegio de Profesionales del Periodismo en Sonora.

 

 

¿Desde cuándo se interesó por el periodismo?

Actualmente dirijo las revistas Top Educación, Top Industrial y Maquilason. Pero cuando estaba en la preparatoria, un profesor nos pidió de tarea un artículo, el cual escribí acerca de la enajenación en el deporte. Le gustó tanto que lo publicó en el diario donde trabajaba. Pero una situación en especial fue la que me decidió dedicarme a esta profesión. Tenía 17 años e iniciaba trabajando como reportero en Grupo Uniradio. En el parque Leona Vicario encontré a una señora llorando, me platicó que acababa de ser corrida de su propia casa por su hija y su yerno. No tenía a dónde ir, ni dónde pasar la noche. Subí al cuarto piso de Banca Cremi, donde estaban las cabinas de Grupo Uniradio y después de hacerle una entrevista al aire, la gente empezó a llamar ofreciendo apoyo a la señora. Un ferretero ofreciendo materiales de construcción, el entonces delegado de Corett, Carlos Silva, un terreno para que viviera ahí, otros más despensa, hospedaje… Me di cuenta del gran impacto social que tienen los medios de comunicación y me gustó poder ayudar a una persona desamparada. En mi trayectoria periodística por 27 años, podría narrar muchos casos donde mi modesto ejercicio periodístico ha servido para cambiar positivamente la vida de las personas, al solucionarles un problema. Ese es el mayor reto en la actualidad: Rescatar el periodismo enfocado a las personas.

 

¿Cómo describiría su paso por la Universidad Kino?

Ha sido una de mis etapas estudiantiles más maravillosas. Agradezco enormemente a la institución por haberme dado la oportunidad de formarme bajo su filosofía humanista. En el caso del periodismo se requiere en los tiempos actuales de un periodismo ético, humanista y constructivo. Luego, tuve la gran oportunidad de laborar en la institución, lo cual fue un gran privilegio. Quiero a mi alma mater y deseo que siga formando profesionistas que piensen más en los intereses de la colectividad y que destaquen en su campo de una forma ética y profesional.

 

¿Cómo relacionaría la educación humanista de la Universidad Kino con su labor periodística? ¿Ha influido en su análisis de la sociedad?

Sí, ha influido; también me ayudó mucho la Maestría en Ciencias Sociales, que estudié en El Colegio de Sonora, mi otra gran alma mater. Ha influido en el análisis, pero más allá de eso en poder hacer una evaluación del ejercicio periodístico más objetivo, centrado, desde un punto de vista más científico. Hace falta hacer más investigación periodística, ir más allá de la declaracionitis. Que el periodista se convierta en un analista que prevé los problemas de la sociedad. El periodista debe ser un agente de cambio, de transformación positiva de la sociedad, a partir de un ejercicio periodístico constructivo, ético y humanista.

 

Es fundador del primer Colegio de profesionales del periodismo en Sonora. ¿Cuál es el objetivo de dicho colegio?, ¿en qué contribuirá al periodismo en el estado?

En la creación del Colegio participó activamente Monseñor Pedro Villegas Ramírez (QEPD), quien le dio en sus documentos fundacionales la base humanista. La misión del Colegio es reactivar la vocación del periodista, a través del crecimiento profesional, expresado en capacitación, actualización, estudios profesionales y certificación, destacando el ejercicio de un periodismo crítico, ético y constructivo. El objetivo es hacer crecer la profesionalización del gremio periodístico, a través de capacitación, estudios profesionales, actualización y certificación. Hasta el momento hay 106 afiliados al Colegio de Profesionales del Periodismo, de los cuales 50 cuentan con el requisito de la cédula profesional, por lo que son miembros asociados.

El Colegio tiene programado realizar un evento magno cada año, de tal forma que se realizará también el Premio de Periodismo Monseñor Pedro Villegas Ramírez, dirigido a valorizar el trabajo periodístico de reporteros y la gente que hace periodismo durante muchos años de forma honesta, ética y profesional.

 

Ante el auge de las redes sociales, algunos consideran que el debate actual de las noticias se encuentra en twitter o facebook, ¿qué opina al respecto?

Las tecnologías son importantes en la medida que ayudan a realizar un periodismo más cercano a la gente. Con las redes sociales, se han democratizado los espacios de publicación masiva, de tal forma que cualquier cibernauta puede informar acerca de un hecho o simplemente dar su opinión. Ahora, con las redes sociales, los hechos pueden ser transmitidos casi desde el momento en que ocurren. Además, de la interacción que permiten en forma muy limitada los medios tradicionales. Esto genera muchas oportunidades para un periodismo que busca informar con prontitud. Debemos aprovechar estos espacios tecnológicos para potencializar más los medios periodísticos.

 

¿Cuál es su recomendación para los alumnos que actualmente estudian Periodismo y Comunicación Social?

Felicitarlos por elegir esta área que es fundamental para la vida de la sociedad. En el Colegio estamos convencidos que las nuevas generaciones impulsarán una transformación más positiva no sólo en la sociedad, sino en el mismo ejercicio periodístico. Estudiar periodismo es un asunto de vocación, de compromiso social. Además, hay que vivir la libertad, pero siempre con responsabilidad. Desde estudiantes, tenemos un sentido idealista: Deseamos cambiar el mundo. Estimados estudiantes, no pierdan ese idealismo porque los llevará a una vida de realización personal.

________________

Imagen tomada de primeraplanadigital.com.mx

 

 

 

Por Josué Barrera

 

Zorayda Gallegos es una egresada de la licenciatura en periodismo por la Universidad Kino. Ha obtenido reconocimientos como el primer lugar en la categoría Reportaje del Premio Nacional “Rostros de la Discriminación” (2012), ganadora del premio internacional “A la excelencia periodística” que organiza la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en la categoría de crónica (2009), además ha sido finalista del Premio alemán de periodismo Walter Reuter (2012) y del Premio Latinoamericano de Periodismo Sobre Drogas (2012).

 

¿Por qué te interesaste por el periodismo?

Desde que estaba en la preparatoria tenía inquietud por lo que pasaba en mi entorno. En el último semestre de la preparatoria coordiné con otras compañeras una revista estudiantil y de ahí me nació el interés por estudiar esta profesión.

Antes de seleccionar una carrera revisé los planes de estudio de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación y de la carrera del Periodismo. Al ver el perfil del egresado (con una preparación más amplia en prensa, radio y televisión) opté por estudiar Periodismo en la Universidad Kino.

En los primeros semestres quise complementar mi preparación en las aulas con el trabajo de campo y comencé a realizar una especie de servicio social en el periódico El Imparcial. Ahí, los editores se dieron a la tarea de mandarnos a otra compañera y a mí con los reporteros para que observáramos cómo realizaban su labor y nos encargaron una sección que se llamaba Diálogo Directo, donde las personas hablaban para reportar algún problema ciudadano de su colonia.

Mis primeras coberturas, por así decirlo, estuvieron muy enfocadas al trabajo de calle, a atender denuncias ciudadanas, teniendo un mayor contacto con la gente. Eso me ayudó para entender la labor social del periodismo y ahí creo que terminé de engancharme con la profesión.

 

¿Cómo relacionarías la educación humanista (de la Universidad Kino) con tu labor periodística? ¿Ha influido en tu análisis de la sociedad?

Uno de los objetivos del periodismo es la parte social. Como reportero en algún momento te toca cubrir temas con sentido humano (la fuente de salud, educación, comunitaria) o historias relacionadas a los derechos humanos, donde tus entrevistas son con víctimas de la violencia o discriminación, por ejemplo.

Por lo tanto hay una relación muy estrecha entre el periodismo y los temas “humanos”. Y por ello es importante actuar siempre con respeto y honestidad con los entrevistados, y parte de esos valores no se forman de la noche a la mañana. Es un proceso de aprendizaje, de vida, que se forma en el hogar y se fomenta en las aulas.

 

Te has especializado en el reportaje periodístico. Cuéntanos un poco la manera en que trabajas. ¿Primero investigas y después entrevistas?, ¿redactas al final o mientras haces la investigación?

El primer paso es encontrar un tema de interés público. Lo planteo con mi jefe de información hasta encontrar el ángulo perfecto. De ahí comienzo a buscar todo lo que se ha publicado acerca de esta temática. Una vez concluida esta etapa, comienzo a buscar las fuentes complementarias para mi reportaje (entrevista con algún académico, funcionario, especialista, etc).

Cuando tengo la información, realizo un bosquejo de la estructura de mi texto: enumero los bloques y la idea que debe concentrar cada uno, luego pienso en una entrada y una salida. Posteriormente me siento a escribir.

Antes de mandarlo a mis jefes, trato de leerlo varias veces, para mejorar los detalles.

 

En 2012 obtuviste un reconocimiento nacional por tu reportaje “Viudas de la guerra”, ¿qué ha cambiado en tu trabajo a partir de ese premio?, ¿sientes mayor compromiso con tu labor?

Sí hay un mayor compromiso. Los retos son mayores: seguir tratando de plasmar esas historias que muchas veces pasan desapercibidas o que a veces, para algunos medios, no son interesantes porque no son temas políticos o morbosos que vendan ejemplares.

En lo personal, los temas sociales, son los que más llenan mis aspiraciones profesionales. Que algún texto escrito por mi sirva para denunciar o contar una historia, y que esto genere una consecuencia positiva, es mi mayor recompensa.

En cuanto a mi trabajo, hoy en día hay una mayor exigencia de mis jefes de seguir elevando la calidad de los textos.

 

Ante ciertas historias que te has enfrentado en tu trabajo, ¿has podido separar la objetividad como periodista de lo emocional?

Ha habido momentos y temas sensibles donde me ha ganado la parte emocional al momento de reportear.

Por ejemplo, en el caso de ABC en 2009, al realizar entrevistas, testimonios de vida con los papás, me ganó la parte emocional, porque me identifiqué con ellos, porque pensé que alguien de mi familia pudo ser uno de ellos.

Entonces fue muy difícil separar el sentimiento de lo que vas escuchando. Sin embargo, a la hora de redactar tuve que dejar el sentimentalismo a un lado, y escribir lo que debía de ser: sin exagerar, sin poner adjetivos. Simplemente narrar lo que vi y lo que me contaron.

Un periodista siempre sabe distinguir esa delgada línea.

 

¿Qué tanta libertad de expresión tiene el periodista hoy en día?

Es muy diferente la libertad de expresión que hay en los medios nacionales y en los locales. A nivel nacional hay medios de todo tipo: los que tienen intereses empresariales, políticos, personales, y que en su información se denota el oficialismo.

Hay otras donde se permiten una mayor pluralidad de voces y eso denota en contenidos que permiten al lector o espectador formarse un criterio propio de lo que lee, sin contenidos tendenciosos.

A nivel local desgraciadamente están ganando los medios oficialistas que sólo reproducen la información gubernamental. Sin embargo, hay casos de medios independientes o programas de radio que están realizando una buena labor y muestran lo que la mayoría de los medios minimizan u ocultan en sus publicaciones.

 

¿De qué manera consideras que han influido las redes sociales en el ejercicio del periodismo actual?

Permiten que haya una mayor denuncia ciudadana. Por ejemplo muchos casos que antes no se conocían, como el de la mujer que dio a luz en el patio de un hospital o el jornalero que murió afuera del hospital de Guaymas, en cuestión de segundos se convirtieron en una notica viral.

Con esto, hay una mayor exigencia de los ciudadanos hacia las autoridades para que rindan cuentas de sus actos u omisiones. En otros tiempos, sin la presencia de redes sociales, estos hechos ni siquiera se hubieran conocido o tomado tanta relevancia.

Además, las redes sociales, sobre todo twitter, permiten a los ciudadanos estar informados al momento de que acontecen los hechos.

 

Tal parece que la crónica periodística ha tomado un auge en los últimos años, sin embargo hay pocos espacios para la crónica en los periódicos. ¿A qué crees que se deba?

La crónica es un género que encaja en el periodismo de largo aliento, y por lo tanto hay temas o historias que te pueden llevar varios meses realizarlas.

En un periódico donde lo más importante es la información del momento (la nota diaria, la declaración del funcionario) es difícil que haya espacios para las crónicas.

Además la mayoría de las crónicas son textos muy extensos que en un periódico no tienen el suficiente espacio.

Se hacen esfuerzos por publicar crónicas en los periódicos, pero estas siempre abordan temáticas políticas, no sociales.

 

Por último, ¿qué consejo les darías a los estudiantes de Periodismo y Comunicación Social?

Que tengan convicciones, que sean idealistas y que siempre actúen con congruencia y honestidad.

Que no se desanimen al escuchar que el periodismo es una profesión muy mal pagada y que es imposible hacer buen periodismo. Todo se puede lograr y hay espacios para todos los perfiles, es cuestión de buscarlos.