Categoria: Entrevista

Entrevista a Sandra Romandía

Por Daviana Ley

 

Sandra Romandía es Jefa de Información del programa “Punto de Partida” (conducido por Denisse Maerker) de Televisa México y colaboradora de “La Silla Rota”. Ella es egresada de la Licenciatura en Periodismo de la Universidad Kino. En noviembre del 2015 visitó su alma mater participando en la Primera Jornada de Periodismo y Comunicación Social de Universidad Kino.

Un taller de construcción de historias en el periodismo y la conferencia “Periodismo, carrera de obstáculos”, fueron sus dos presentaciones el miércoles 25 de noviembre en el Aula Dr. Canale. Tras sus participaciones en esta Jornada, fue entrevistada para la Revista Universidad Kino.

 

¿Cómo decides hacer un reportaje?

Para empezar un reportaje tiene que ir en torno a la relevancia que tiene, a la cultura, a los personajes disponibles y al entramaje que se va a revelar. Nosotros encontramos que hay una oportunidad en los reportajes en donde vamos a demostrar que hay corrupción, descuido y abandono del gobierno. Este reportaje debe estar alimentado así mismo por una historia que tenga alma, algo que considero que no debe faltar, que emocione.

 

¿Cómo se definen los temas de investigación en México?

Por un lado están los medios tradicionales donde los que tienen mayor influencia, como la televisión, están determinados mayormente por la agenda gubernamental, por las conferencias de prensa, anuncios de los funcionarios, reportes o informes novedosos de números y también por hechos de fenómenos muy trágicos. Los medios tradicionales están totalmente basados, si no me equivoco, en lo que marca el gobierno, los grandes fenómenos climatológicos, a veces en trabajos de redes sociales, del Congreso o de la agenda setting, más que nada.

Lo que trato de decir y siempre es mi mensaje, es que vayamos contra corriente. La agenda la lanzan los medios con temas de investigación, casi siempre están regidos por los mensajes de los políticos, gobierno, Congreso, legislaturas, entre otras más. Si me preguntan: ¿qué habría qué hacer?, lo que pocos hacemos es escarbar en lo que nos andan diciendo, lo que es exactamente el periodismo.

 

¿Cómo se impulsa o desarrolla un tema de investigación? ¿Cuánto tiempo lleva?

Como mencionamos en el taller, el impulso va a depender del pulso y del momento de cazar el tema. Cazadores de historia es como yo le llamo.

El tiempo puede ser una historia de dos años, que fue lo que pasó con el caso del joven que mataron en la frontera de Nogales. Nos llevó dos años estar cerca de la familia para que quisieran decir algo. Pero también hay otros casos como el de la cubana que estaba trabajando para el gobierno y se dedicaba a ser santera y sexóloga. Ese caso nos llevó un mes.

El tiempo es indefinido. Depende del tema, de qué tan rápido vayan a madurar las fuentes y no solo me refiero a las personas que quieran hablar, si no a la pruebas e investigaciones.

IMG_7571

¿Cuáles son los métodos de comprobación de la información?

Confirmarlo al menos con dos fuentes, ya sea lo que una persona te declare o lo que un documento te diga, tienes que cotejar, comprobar si ese documento es real. Esto lo puedes cotejar con otra fuente que te pueda decir datos. Aparte como rutina, antes de publicar estas historias en “La silla rota”, hay un proceso que se llama Fact Checking, donde cada número, dato o nombre, se tiene que volver a revisar. Ya sea que lo haga otro compañero que no haya estado involucrado en la historia para que le pueda “saltar” o igual yo. Debe pasar por varias manos.

 

De las historias que ha hecho: ¿cuál es la que más le ha gustado?

Yo más que nada me dedico a coordinar historias, no reporteo tanto a menos que sea para libros pero, como equipo, una historia que me gustó mucho fue la de los niños que cobraran derecho de piso. Me gustó mucho otra historia desde la investigación: era el celular de un sicario de Estados Unidos donde nos dimos cuenta que tenía una carpeta con las fotos de personas que mataba y desaparecía. Y por otra parte había familiares que estaban buscando a estos desaparecidos, a esas imágenes no tuvieron acceso los familiares y para entonces ya había pasado un año, eran personas desesperadas que no tuvieron pistas y el gobierno no se las dio.

Con la investigación fue una situación muy complicada porque había involucrada mucha gente dentro del mismo gobierno y ellos nos facilitaron las imágenes. Ya después se hizo un “show” porque después se tuvo que pedir una guardia para ellos por la misma gente involucrada, desde los del gobierno como los familiares de las personas desaparecidas.

 

¿Qué recomienda a los alumnos para trabajar o colaborar en un medio nacional?

Primero que nada paciencia, persistencia y ganas de hacer cosas diferentes, si no logras hacer una marca o algo diferente de periodismo en el medio en el que estés, muy difícil vas a poder mantenerte a flote, avanzar y destacar. Hacer cosas que se lean y vean, investigar e insisto: paciencia.

 

¿Qué fue lo que aprendió en la Universidad Kino en su formación como periodista?

Yo creo que la Universidad Kino me dejó cosas muy importantes que no están tanto en otras universidades y están relacionadas con la ética. De lo que puedo referir es que dentro de las clases que llevé, nos reforzaban mucho ese tema en el periodismo. Desde no entrometerte con las fuentes, no recibir lana ni regalos, yo recuerdo esto como una de las partes importantes y también, la emoción por hacer las cosas, sentir eso al transmitir los mensajes del periodismo.

 

Sandra Romandía Entrevista

Entrevista a Elda Molina

Por Daviana Ley*

 

La Lic. Elda Molina Yépiz, Coordinadora de Comunicación Social del Gobierno de Sonora, ha sido parte de los invitados de la Primera Jornada de Periodismo y Comunicación Social realizada en Universidad Kino. El martes 24 de noviembre, junto con la Lic. Oralia Acosta, Directora de Comunicación Social del Ayuntamiento de Hermosillo, y el Lic. Alberto Nevarez, Director de Comunicación del Congreso del Estado de Sonora, participó en la mesa de discusión “Los retos de la Comunicación Social”.

 

¿Cuáles son los retos con los que se enfrentó al entrar en la coordinación?

El gran reto con el que nos hemos enfrentado ha sido el de poner orden en una dependencia donde hay problemas administrativos y de deudas a proveedores de medios de comunicación, ése es uno de los principales. Y el segundo sería el orden moral, porque hemos generado conocimiento a través de pláticas de compañeros del gremio, comunicadores, directivos del medio y nos encontramos con un gremio dolido y no nada más en finanzas, también en sus relaciones. Para que todo esto pueda fluir, con la responsabilidad que tenemos, es necesario empezar por el principio, por la construcción de los cimientos, por todo el daño causado anteriormente.

 

¿Cómo considera que es la relación entre el Gobierno y los medios de comunicación?

Hoy en día estamos tratando de llegar a una relación de respeto mutuo en donde, no nada más se hablen de la necesidad de los medios y del Gobierno, sino de buscar un punto medio y un equilibrio para seguir trabajando juntos. Sabemos que los medios también tienen una situación complicada en estos momentos, porque inclusive los mismos y diferentes sectores viven situaciones complicadas por el tema económico, pero vaya, si no nos unimos Gobierno y medio en los diferentes sectores, no saldremos tan fácil.

Es tal la responsabilidad del Gobierno en sacar adelante al Estado, como de los mismos sonorenses que vivimos y trabajamos aquí o tenemos empresas, todos somos parte de un equipo. Crear conciencia de eso en los medios de comunicación y los diferentes sectores, es una función que también ha sido mi tarea y que la misma gobernadora, Claudia Pavlovich, ha estado trabajando durante estos dos meses de ejecución, en los cuales no ha parado, donde también nos ha llovido sobre mojado y no solo por cuestiones meteorológicas, incluso ahora con el SAT donde nos encontramos con un problema muy fuerte en muchos sentidos. Lo que debemos hacer es seguir de frente y buscar una solución, así como necesitamos de la ayuda de todos los sonorenses, maestros, estudiantes, los medios de comunicación, entre otros más.

 Elda Molina Entrevista

¿Cuál ha sido su experiencia al pasar de los medios al Gobierno?

Hay un gran diferencia porque ahora estoy más consciente de lo que sucede “de este lado”, y es una línea muy delgada que en lo personal veo.

Muchas veces en mi carrera como periodística, me he quejado mucho de los funcionarios públicos, de la poca sensibilidad, así como de la poca y mala comunicación. He criticado fuertemente a personajes públicos de todo el país porque he trabajado en varias televisoras, donde digo: “Cómo es posible que a un gobernante…”, y ahora tengo la oportunidad de estar del otro lado y me doy cuenta de lo complicado que es. Me topé con todo, pero creo que hay cosas básicas que no deben de perderse ni en un área, ni en otra. Está también el respeto, que nos falta mucho, el tema de la responsabilidad, el manejo cuidadoso, responsable y prudente de la información; lo vivo tanto de un lado de la silla como del otro.

Yo tengo mucho que aportar de esta responsabilidad que me dio la gobernadora pero también tengo mucho que aprender. A la medida que yo reconozca y escuche a mis propios compañeros del gremio, cuando escuche los dueños de los medios, de igual manera a los servidores públicos, vamos a hacer las cosas mejor. Obviamente no vamos a poder arreglar el estado de la noche a la mañana o en un tronar de dedos, qué más quisiéramos ¿No?

 

Entre la comunicación social y el periodismo, ¿cuál considera que ha sido su mayor satisfacción?

Hacer y aprovechar siempre las oportunidades que he tenido. Cuando tuve la oportunidad de hacer noticieros –yo era muy niña, tenía 19 años – no captaba lo que en realidad representaba. Entré de reportera, no me pagaban porque yo quería hacer otro tipo de cosas y me moría por aprender rápidamente. Esto es una pasión y hay una gran diferencia entro lo que me preguntas, porque uno hace el trabajo que es temporal, que es la silla que tengo ahora y mi profesión es que yo soy comunicadora y periodista, eso no es temporal, es algo que yo siempre voy a ser. Me da satisfacción una cosa como la otra, ambas son un reto muy grande porque no solamente siendo servidora pública tengo los ojos de la gobernadora, también los de los sonorenses y entre todos ellos, están mi familia, amigos, hijos.

Hoy el concepto de servidor público está tan desmoralizado y no está fácil recuperar la confianza de los sonorenses ni de los mexicanos en sí hacia nosotros. Primero que nada, estoy contenta y siento una gran responsabilidad de llevar la comunicación al estado. Hay cosas que no se están llevando igual pero ahorita estamos de manera prudente, delimitando el camino y éste se complica más cuando no tienes los recursos para el medio y a final de cuentas, el medio paga sus espacios, vende sus spots, tiene sus trabajadores, de ahí comen, paga aguinaldos y nosotros no estamos conscientes de eso. Ha sido muy difícil comprar tiempo en aire o difusión de medios porque no tenemos el recurso, pero también nos hemos encontrado con la buena voluntad de los medios, con la conciencia de los compañeros comunicadores que saben, los que tienen su columna, los que saben que Sonora necesita que se hable –aunque hayan cosas duras, datos duros, también se debe hablar bien de Sonora– y que nos volteen a ver de otros lados pero que sea de buena manera, no que nos vean en la tragedia, en el drama, en lo negativo y que no nos tengan en un solo concepto.

Yo siempre en donde estuve, en todas las trincheras dije: “A ver, oye ¿Y eso? …”, pero en Sonora también se necesita eso y otras cosas más. Hablemos bien de Sonora también, ahora que estoy del otro lado de la silla “Íjole” digo, ¡Que difíciles somos los periodistas! Pero sin duda es una experiencia y satisfacción que voy a tener hasta que dure mi tiempo en esa silla por parte de la invitación de la gobernadora y lo voy a hacer lo mejor posible.

 

En la actualidad, ¿cómo maneja el gobierno las redes sociales? ¿Cómo manejan la difusión de actividades, intercambio de opiniones, entre otras más?

El tema de las redes sociales es de dos vías, no puedes andar posteando, no nada más puedes estar difundiendo sin estar escuchando, sin duda este es el gran reto. A través de las redes sociales poder escuchar, poder discernir qué es lo que realmente quiere la gente porque la agenda de la gobernadora es la agenda de la gente. Un área de oportunidad que queremos solucionar muy rápido es precisamente, llevar respuesta a sus peticiones. No tienes idea de todo lo que llega a la página del gobierno del estado, todo lo que le llega a la gobernadora… Antes, era muy diferente, llegaban al palacio a pedirte cosas o un caso y ahora existen las redes sociales, muchas peticiones personales a la gobernadora de atención social o gente que realmente tiene una urgencia y que nosotros podemos realmente ayudar.

Esto nos tiene sorprendidos ya que nos llegan cuestiones, peticiones y solicitudes a través de Facebook, principalmente, donde la gobernadora está muy bien posicionada e interactúa constantemente con mucha gente pero la cuestión es que nos llegan muchas peticiones y no nos ha dado el tiempo necesario para atender cada una de ellas, por eso nos estamos organizando con las dependencias para clasificar éstas peticiones, además que hay que saber diferenciar cuando haya una petición real y una que pueda ser de un usuario falso. Nuestra labor no termina ahí ya que hay que darle seguimiento, el reto no es ser el más popular, el que tenga más likes ni nada de eso, si no ser el principal facilitador de la gente que se pone en contacto con nosotros en las redes.

________________

*Daviana Ley es alumna de primer semestre de la Licenciatura en Periodismo y Comunicación Social.

Alfredo Durazo Valencia

Revista Universidad Kino (Redacción)

Alfredo Durazo Valencia es un alumno de tercer semestre de la Lic. en Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Kino. Tiene 20 años. Le gusta cantar, conducir eventos y dedicarse a la radio. Actualmente es candidato al Premio Estatal de la Juventud.

Revista Universidad Kino: ¿Por qué te interesó estudiar Periodismo y Comunicación?

Alfredo Durazo: Porque desde que estaba pequeño me ha gustado hablar ante el micrófono, y yo tengo un conductor al que admiro mucho: Marco Antonio Regil. Desde que empecé a participar en diferentes eventos he estado ante el micrófono y por eso decidí estudiar esta carrera la cual va de la mano con todo lo que tiene que ver con los medios de comunicación, como la radio y prensa.

 

RUK: ¿Qué tipo de parálisis tienes?

AD: Lo que tengo es Parálisis Cerebral Infantil (PCI). Esto fue a raíz de que nací enredado en el cordón umbilical. A falta de oxígeno a mi mamá, le dio Hipoxia neonatal al momento en que yo nací, así que tuve varios problemas al momento del nacimiento, sobre todo en las piernas y brazos. Esta discapacidad no es por enfermedad, siempre lo he dicho. Estudiar periodismo es una señal de que todas las personas con discapacidad pueden llegar a ser lo que buscan, siempre y cuando estén apoyados por la familia.

 

RUK: ¿En tu caso has recibido el apoyo de tu familia?

AD: Sí, por parte de mi mamá. Mi mamá es mi asistente y mi chofer. Hemos estado viajando por todos lados a donde me llaman y me invitan ella está, siempre está al pie del cañón. Es padre y madre a la vez, las dos cosas.

 

RUK: ¿A qué te has enfrentado en la escuela desde la primaria hasta ahora, la Universidad, con tus compañeros o maestros?

AD: Fíjate que nunca he repetido de año. En primaria y secundaria no tuve problemas. Ya cuando me enfrenté a la preparatoria todos nos pegamos un tope por el cambio tan drástico que se da de la secundaria a la preparatoria. Tuve que enfrentarlo y salir adelante como pude. Mi propósito era graduarme de una preparatoria “normal” y lo hice. Me refiero a no haber estudiado en una escuela de educación especial. A mi me dijeron que iba a estar repitiendo año y que siempre tenía que estar en una escuela especial. Desde ese momento yo le dije a mi mamá: si ahorita hemos estado en escuelas normales, yo puedo salir adelante porque sí se puede, sólo es cuestión de que uno mismo se lo proponga. Si te lo propones puedes lograrlo.

 

RUK: ¿Qué cambios te gustaría que hubiera en la sociedad para concientizar estos temas?

AD: Siempre he trabajado en este tipo de temas y he tratado de concientizar a la sociedad de distintas maneras. He tratado de demostrarles que las personas con discapacidad, obviamente tienen ciertas limitaciones y capacidades, pero también pueden salir adelante y eso es para la sociedad un ejemplo de que todo ser humano, porque las personas con discapacidad somos seres humanos iguales como todas las personas convencionales (convencionales me refiero a que se pueden valer por sí mismo), pueden salir adelante. No porque los vean en una silla de ruedas sientan lástima. No se debe sentir lástima hacia las personas con discapacidad. Si ven a esas personas y piensan: “pobrecito, nunca va a poder hacer nada”, es precisamente ese “pobrecito” lo que intento quitar. Trato de que esa palabra no vaya dentro del vocabulario que tenemos ahorita, si uno se lo propone, al contrario, puede decir: vean a esta persona que ha estudiado una carrera. Yo quiero que tomen conciencia y sepan que las personas pueden salir adelante.

 

RUK: Sabemos de tu gusto por cantar. ¿Desde cuando viene esa preferencia?

AD: Este gusto por cantar viene desde que tenía 4 años. Desde entonces he tenido diferentes participaciones. Empecé con la Banda Payaso cuando apenas iba empezando a darse a conocer. Tocábamos en el canal 12, en el programa Risas, estrellitas y sonrisas. Siempre me ha gustado la música, no es porque alguien de mi familia sea músico o algo relacionado. De hecho no hay nadie que sea músico en la casa, pero siempre me ha gustado la música.

 

RUK: ¿En Universidad Kino estás en el Ensamble musical?

AD: Aquí estoy participando en el ensamble musical. No entré porque quería ser parte del grupo, sino porque estaba trabajado la respiración. Después me invitó el profesor Rolando Salgado, que es el maestro del ensamble y me dijo: “¿sabes qué? Tenemos una Noche bohemia para los padres de familia y alumnos de la preparatoria. Vamos para que cantes”. Y así fue como entré.

 

RUK: ¿Cómo te ves en 10 años?

AD: Una meta que tengo es hacer una tesis y terminar la carrera. Estudiar diplomados sobre periodismo o temas relacionados. Todavía no lo tengo en mente. El proyecto que tengo es dar conferencias motivacionales. Motivar para concientizar a la sociedad y trabajar en algún medio de comunicación, ya sea televisión como conductor o locutor de radio.